La Conferencia "Accesibilidad Universal" comenzaba esta mañana en el Salón de Actos con cierto retraso, debido a la gran participación de la Mesa Redonda previa a la misma que versaba sobre "Ayudas técnicas y calidad de vida".

Miguel Pereyra Etcheverría, Presidente de la Asociación ADACE , Asesor del CERMI Estatal y Secretario del CERMI Castilla La Mancha en Toledo, hacía un repaso a través del cambio de concepto de la accesibilidad, desde antes de la LISMI, en 1982, hasta nuestros días.

Pereyra ha insistido en la lucha de las personas con discapacidad simplemente para hacerse oír primero, para que los escucharan después, y finalmente para que hicieran algo por ello. A través de la historia de esta batalla se ha pasado del "por favor" al "tengo derecho", porque de lo que se trata es de conseguir un diseño para todos, una accesibilidad global.

Por su parte, , Gerente del CERMI Castilla La Mancha en Toledo, ha tratado el tema a través de tres espacios que nos son inherentes en nuestra vida cotidiana y socialización.

El primero de ellos era el espacio comunitario, todo aquel que incluye el urbanismo, la vivienda, la ciudad y los pueblos, el transporte, los edificios o los comerciales de ocio y tiempo libre; el segundo espacio personal, en el que las personas se desenvuelven a nivel individual y familiar y en el que se deben centrar todos los apoyos que hagan lo posible por favorecer la plena autonomía de la persona: ayuda y apoyos técnicos, asistentes, formación, información, etc. Finalmente, se pasaba al plano virtual, donde los medios de comunicación e información, especialmente los basados en las nuevas tecnologías, muchas veces no hacen de su parcela un lugar accesible; lugares que sin embargo deberían serlo para favorecer el acceso de las personas con discapacidad a la información, a la formación, a la participación. Esto se convierte así en un paso previo a la participación, a la toma de decisiones.

Ambos abogan por el diseño universal como la única forma de ver un mundo que debe ser para todos; y coinciden en que no hacen falta más leyes o cambios en las mismas, simplemente es necesario que se cumplan las ya existentes.

Con una nota de humor encerrando algo, sin embargo muy serio, Romero Manzaneros daba como solución a todos los problemas de este ámbito al "Tío de la ", personaje televisivo interpretado por . Para él cada una de las personas con discapacidad debería tener uno y en ese sentido internet, o los medios de comunicación podrían interpretar ese papel con mayor facilidad que otros estratos de la sociedad.

Fuente:

http://www.lacerca.com/noticias/ciudad_real/lucha_accesibilidad_universal_10-70016-1.html